08 mayo 2014

EL ARMARITO SOÑADO: CONSEJOS Y PAUTAS PARA VESTIR EN UNA BODA SI VAS DE INVITADA

Hace tiempo que no dedicamos un post al mundo de la moda...la verdad es que hemos tenido un poco abandonada nuestra sección de El Armarito... ya nos vale... por eso queremos dedicar la entrada del blog de hoy a esta sección, que aunque no lo parezca tanto queremos, escribiendo sobre las NORMAS Y PROTOCOLOS PARA VESTIR EN UNA BODA SI ERES UNA INVITADA. 

Nos encontramos en época de celebraciones de Bodas, Bautizos y Comuniones, y son unas cuantas las personas que nos han preguntado sobre cómo vestirse para acudir a una celebración de este tipo. Por ello, y porque el tema nos encanta vamos a realizar un par de post dedicados a esta temática. El primero de ellos, como ya os hemos dicho, va a ser dedicado a las bodas y el segundo a las comuniones y bautizos. 

Cuando nos invitan a una celebración formal, y una boda es una de las más formales, no son pocas las dudas que nos surgen sobre la vestimenta, los complementos, los peinados, etc. Pues bien, hasta aquí os traemos una serie de pautas prácticamente infalibles que si las tenéis en consideración podréis rozar la perfección como invitadas.

¿QUÉ ROPA LLEVO?

La base de todo nuestro look, radica en la elección de la ropa que vamos a llevar. A partir del vestido o traje que decidamos llevar iremos construyendo el resto. Para no meter las pata, lo primero que deberemos pensar es en la hora en la que se celebrará la ceremonia

En caso de que la boda sea de mañana siempre deberemos llevar vestido corto o de cóctel, en cambio si la boda es de noche, podemos elegir entre corto o largo. En este caso, los vestidos cortos podrán ser de colores más sólidos y con formas más elaboradas.

En ambas situaciones, es importante mentalizarnos de que una boda no es la Red Carpet, por lo que debemos descartar los vestidos de fiesta. Siempre debemos tener presente que en la sencillez está el gusto y más en una boda en la que para nosotras la premisa es la discreción pero con un toque.

Un look perfecto para una boda de mañana sería este vestido que podéis ver en esta imagen... sencillo, pero con unos detalles, color y hechura que lo hacen muy idóneo.
Imagen: H&M
Si la boda es nocturna nos decantamos más por optar por un vestido largo como por ejemplo el de la imagen. Un corte sencillo y con total protagonismo de las flores bordadas. 
Imagen: The Fix
El caso de la madrina es diferente. Siempre debe vestir de largo y el vestido deberá tener mangas tres cuartos o francesas. 

¿Y QUÉ COLORES SON LOS MÁS ADECUADOS?

¡Apuntar a fuego! Nunca, nunca, nunca se debe acudir con color blanco, blancos rotos, marfiles o tizas. Estos colores son en exclusiva de la novia, que es la persona que debe acaparar ese día todo el protagonismo. La gama de colores y estampados existente en el mundo de la moda es infinita por lo que no hay excusa para enfundarse un modelito de los colores prohibidos. Realmente es de muy mala educación y poca consideración.

Muchas, nos habéis preguntado si se puede ir de negro a una boda. Personas entendidas en estos menesteres de los protocolos, aconsejan que no, pero sinceramente, aunque sabemos que es un color un pelín aburrido para una boda, nosotras lo hemos llevado en varias ceremonias, pero eso si compensando la falta de color dando vida al look con los complementos y los accesorios.

Como  podéis ver en esta imagen este Little Black Dress estupendo de color negro y piel, ha cobrado vida y se ha iluminado con los complementos elegidos: zapatos dorados, collar XL y pulseras. La cuestión es alejarse lo máximo posible de parecer de La Familia Adams... ya nos entendéis.


¿SE PUEDEN VESTIR PANTALONES EN UNA BODA?

Por supuesto que sí pero teniendo en consideración un par de cosillas. Es recomendable que éstos sean anchos, de mucha caída y que el tejido sea de gasa o raso. La parte de arriba que elidamos deberá ser del mismo tipo de tejido.

Hoy son muchas las invitadas (sobre todo jóvenes) que se animan con esta opción. Personalmente nos convence mucho ir con pantalones a una boda. Especialmente nos gustan los monos o jumpsuits como este que vemos en la imagen. 
En caso de que queráis ser más alternativas, que el tema vestido no vaya mucho con vosotras, os traemos las faldas midi. Bien de tul o de raso pueden ser una buena alternativa que no se nos ocurre y que puede lucir perfecta. Además están en plena moda. Eso si en este tipo de faldas hay dos normas que no podéis saltaros: Hay que llevarlas con taconazo para que nos estilicen y la parte superior debe ser entallada, ya que suficiente volumen tiene de por si la falda.
Imagen: Fab Sugar

En cuanto al tipo de vestido no hay nada escrito, solo hay que usar el sentido común y evitar los escotes exagerados. 

Por nuestra parte sí que daríamos un toque de atención en el tema de los escotes Palabra de Honor. Aunque de un tiempo a esta parte han estado muy de moda tanto en novias como en invitadas, deciros que es un escote muy difícil de defender. No es cómodo de llevar y a muy pocas mujeres les favorece. Además hay que evitarlo en bodas que no sean de tarde, noche o veraniegas.

Otra de las cosas que debéis tener en cuenta es que chales, mantones o demás menesteres para el frío se quedan en el coche. En la mano solo se llevará en todo caso el bolso y nada más. 

Lo más importante de todo es seguir nuestro propio estilo dentro de las normas no escritas y tener muy en cuenta que este tipo de vestidos no son los que habitualmente llevamos en nuestro día a día , por lo que el mejor consejo que podemos daros es que no os volváis locas buscando vestidos despampanantes por el único hecho de que vamos de boda. Tratar de encontrar aquel que os resulte cómodo y que sintáis como vuestro.

¿PAMELA, SOMBRERO, TOCADO, MANTILLA?

Al igual que con el largo y el corto, hay otra duda que siempre surge en estos casos. Muchas personas desconocen cuándo hay que lucir una pamela, un tocado, una pamela o un sombrero. Aquí lo aclaramos en un momento.

La PAMELA, es únicamente para lucir en bodas de día y se mantendrá puesta durante todo el día, banquete incluido. Al atardecer deberéis retirarla.

En los TOCADOS, el tema es mas sencillo. Se pueden lucir tanto de día como de noche. Eso si, es recomendable que en celebraciones nocturnas el tocado sea más elaborado y fantasioso que en las diurnas.

No se retiraran en ningún momento, es decir, salimos de casa con él y volvemos con él. Si os animáis a llevarlo procurar que sea cómodo y que sepáis que lo vais a soportar tooodo el día.

Los tocados pueden ser el toque que le falte a nuestro look. De un tiempo a esta parte este complemento ha resurgido de sus cenizas y no hay boda en la que no se encuentren invitadas luciendo uno. Personalmente nos gustan mucho y los hemos lucido en un par de acontecimientos. Eso si, cuidado con la elección, somos nosotras las que tenemos que lucir el tocado y no al revés. 
Imagen: Jennifer Behr

La MANTILLA únicamente se utiliza en bodas con ceremonia religiosa. La novia la lucirá en color claro, normalmente blanco o marfil. ¡Ojo! Solo se podrá lucir Mantilla cuando el novio vista Chaqué o traje de gala. La mantilla del resto de las invitadas siempre será de color negro (aunque hoy en día se da más libertad en el colorido) y la podrán llevar solo en el caso que así se les pida en la invitación. 

Con Mantilla, las opciones en cuanto a ropa se limitan bastante, ya que solo se puede lucir con vestido (corto para mañana y largo para la tarde y noche). Las mangas del traje deberán ser tres cuartos o francesas. La luciremos hasta que la novia se retire la suya, habitualmente al inicio del cóctel.
Imagen: Smoda

Si queréis ser realmente originales no dudéis en optar por un sombrero Canotier decorado. Son el colmo de lo fashion en las bodas de hoy en día... y realmente funciona. Sobre todo si eres una invitada joven puede quedar de lujo en tu look. Al igual que en el caso de la pamela, deberéis llevarlo durante todo el día hasta el atardecer.


Imagen: Boda Planning
 Imagen: Mimoki

¿CÓMO ME PEINO PARA UNA BODA?

Las opciones de peinado son muy extensas. No hay problema por lucir el pelo suelto o recogido. Nuestra recomendación es que elijáis aquel peinado que más os favorezca y que os haga sentiros cómodas. Al igual que en los vestidos no por estar de boda tenemos que enmoñarnos hasta las pestañas. 

Si lleváis la melena suelta, debe estar pulcramente lavada y peinada, sin excesos de laca. En cambio, si lo que os apetece es arreglaros más, podéis jugar con vuestra imaginación y lucir algún recogido o moño. Este tipo de peinados pueden dar mucho de si y son muy versátiles.

Según el gusto de cada uno podemos lucir recogidos mas convencionales...
Imagen: Pinterest

Desenfadados...
Imagen: The Knot
O de estilo mas alternativo...

¿Y EL CALZADO?
La elección del calzado es sencilla. Si queréis acertar utilizar siempre zapato salón. Al menos es el que se recomienda. Sinceramente no es uno de nuestros formatos preferidos pero si es verdad que puede ser el más neutro.
Imagen: Karen Millen

Aunque penséis que las sandalias pueden ser una buena elección, que sepáis que no. Según las normas protocolarias no deberían de calzarse sandalias en una boda. Por ello os recomendamos dejarlas a un lado, ya que podemos encontrar estupendas alternativas que casan ( y nunca mejor dicho), con los zapatos formato salón. 

Podemos buscarlos con la puntera decorada y abierta...

Con tacones joya...
Imagen: Casadei

Con apliques y color...

Los zapatos marcan la diferencia entre ir bien vestida e ir mal. Junto con los bolsos son el complemento más importante a la hora de vestir vayamos de boda o no. Por ello, su elección será muy importante. Lo mejor de todo es que hoy en día podemos encontrar una amplísima variedad de calzado. 

En cuanto al tacón es si o si. Salvo que tengáis una lesión o problema de pies no se pueden evitar los tacones. Lo ideal serian los de tacón de 8-10 centímetros de tacón. En caso de que habitualmente no uséis tacón se puede optar por zapatos de 2-3 centímetros, pero planas nunca.

Nuestra recomendación es que os olvidéis de que hagan juego con el color del vestido y que rompáis el conjunto eligiendo colores o texturas diferentes.

¿LLEVO BOLSO?

Por supuesto que sí, pero éste debe reducirse a la mínima expresión. Deberemos llevar un bolso de mano pequeño y manejable (un Clutch que decimos modernamente). No vale querer llevar el bolso de Mary Poppins de nuestra rutina habitual. 

Olvidaros de que el bolso debe ir combinado con el calzado. Aunque debemos llevar un mismo estilo En todos nuestros complementos está totalmente desfasado el llevarlos a juego. Al igual que en el caso de los zapatos, hay muchísima fantasía en los bolsos, por lo que podemos pasar olímpicamente de los más clásicos de boquilla y raso y decantarnos por bolsos más elaborados, originales y modernos.

Un tipo que viene pegando fuerte es el de los bolsos de latón labrados. Son una monada y quedan bien con cualquier estilo.
Imagen: Apparentia

También podemos jugar a darle un toque étnico a nuestro look y lucir un clutch de abalorios de colores...

O podemos elegir un bolso sencillo de materiales alternativos como el mimbre...
Imagen: Parfois
El estilo vintage también ha aterrizado en los bolsos hace tiempo por lo que podemos encontrar autenticas maravillas como esta...
 Imagen: Etsy

¿LLEVO JOYAS?

Esta es otra de las preguntas a la que la contestación es absolutamente SI. Es otro de los aspectos que debemos cuidar y mucho en la elección de nuestro modelito. Tener siempre en la cabeza la trillada frase de que "menos es más". Lo que debemos evitar es parecer un árbol de Navidad. Lo ideal es elegir una pieza importante que destaque entre todas. Si por ejemplo nos decantamos por un collar XL ( o también llamados Statement), no debemos llevar unos pendientes llamativos, ya que lo único que conseguiremos será recargar nuestro look y no dejar que ninguna de las piezas sea la protagonista.

 Imagen: Pinterest
Imagen: Dylanlex

Los anillos son indispensables pero deberán seguir la misma proporción que lo que os contábamos en los collares. Si llevamos un gran anillo, llevaremos, eso...UNO y evitaremos combinarlo con grandes pulseras. 

Dependiendo el tipo de ropa que llevemos podremos incorporar pulseras o no. A nosotras personalmente nos gustan las pulseras y el toque que dan. Además es recomendable no llevar reloj a este tipo de celebraciones por lo que un buen sustituto pueden ser las pulseras.
Imagen: Svpply
Imagen: Sheinside
En cuanto a los pendientes podemos optar por los más clásicos y que nunca fallan...
Imagen: Langantiques
Por alguno de más fantasía...
O por algunos XL con toque vintage... éstos favorecen en caso de que llevemos el pelo suelto.
Imagen: Pinterest
Con pendientes tan coloridos como estos de Soutache podéis alegrar vuestro look...
Imagen: Dori Csengeri

Como habéis podido comprobar a lo largo de todo el post, son muchas las cosas que debéis tener en consideración a la hora de vestidos para acudir a una boda, pero no conllevan demasiada complicación si tenemos las ideas claras.

¿Qué os ha parecido? ¿Habéis sacado buenas ideas? ¿Conocéis alguna pauta más?¿Cómo triunfáis en las bodas? Contar, contar que nos encanta conocer vuestros pensamientos e impresiones?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Nos encantan los comentarios!Déjanos el tuyo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...